En 1980, un grupo de reconocidos científicos sociales deciden unir sus convicciones en la reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas de las tierras bajas de Bolivia, en el seno de la organización no gubernamental Apoyo Para el Campesino-indígena del Oriente Boliviano – APCOB. A partir de allí, se generó el encuentro entre los pueblos isoseño-guaraní, ayoreo, chiquitano y luego guarayo, quienes se vieron fortalecidos en el escenario de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia, CIDOB (1982), creando centrales indígenas regionales en años posteriores, siguiendo siempre sus formas tradicionales de organización.

Si bien en una primera fase, APCOB centró su accionar en la defensa de los derechos territoriales indígenas, hasta entonces negados por la legislación nacional, en estos 38 años de trabajo hemos ejecutado una gran cantidad de proyectos de desarrollo, de manejo y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales de sus bosques, enfatizando en el fortalecimiento organizativo y la formación técnico-forestal de hombres y mujeres indígenas, generando fuentes de trabajo e ingresos económicos con la transformación y comercialización de recursos maderables y no maderables.

Nuestra naturaleza humanitaria ha construido una amplia experiencia en el área de investigación, gestión de conocimiento y la imprescindible comunicación y educación intercultural para con la sociedad urbana en general y, de manera particular, en el acercamiento con las autoridades municipales con la premisa de superar el estado de  vulnerabilidad de los pueblos indígenas que viven en la ciudad, a partir del ejercicio pleno de sus derechos individuales y colectivos, sobre los que se pueda generar ciudades más solidarias e inclusivas con la multiculturalidad de sus habitantes; en definitiva, trabajamos para que nuestros pueblos indígenas desarrollen su capacidad de resiliencia y que ésta se traduzca en acciones de incidencia para influir en la política local y nacional.

 

NUESTRA MISIÓN

“Somos una Asociación Civil sin fines de lucro que promueve el desarrollo integral y el ejercicio pleno de los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas de Tierras Bajas de Bolivia. Contribuimos al bienestar social, la participación ciudadana y la gestión de sus territorios y medio ambiente, mediante acciones de investigación e innovación tecnológica, comunicación, formación, asesoramiento e incidencia”.

NUESTRA  VISIÓN

"Los pueblos indígenas de Tierras Bajas ejercen plenamente sus derechos individuales y colectivos, siendo protagonistas de su propio desarrollo social, económico y cultural, gestionan de forma integral y sostenible sus bosques, logrando una mayor participación e integración en la vida nacional".

NUESTROS VALORES

- Compromiso con la defensa de los derechos de los pueblos indígenas de tierras bajas de Bolivia, nuestra guía de accionar.
- Respeto a la diversidad cultural, para construir la integración nacional.
- Responsabilidad ambiental y social, que garantice la conservación y bienestar de los pueblos.
- Equidad de género y generacional, en la superación de las inequidades propias de cada sector.
- Transparencia, consulta, coparticipación e información permanente con nuestros diferentes públicos (internos y externos).