Las naciones indígenas, según la ONU (1987) son aquellos grupos humanos que, teniendo una continuidad histórica con las sociedades anteriores a la invasión y precoloniales que se desarrollaron en sus territorios, se consideran distintos de otros sectores de las sociedades que ahora prevalecen en ellos. Se han constituido en grupos minoritarios y tienen la determinación de preservar, desarrollar y transmitir a futuras generaciones sus territorios ancestrales y su identidad étnica (idioma cosmovisión, memoria histórica colectiva, conocimientos científicos y tecnológicos, principios y valores) como base de su existencia continuada como pueblo, de acuerdo a sus propios patrones culturales, sus instituciones sociales y sus sistemas legales.